Salmón al horno con mostaza y miel

Damos por finalizadas las fiestas navideñas y sus comilonas y atracones varios para dar la bienvenida a nuestra temida cuesta de enero. Soysuper y Catering Woods os animan a hacerla un poco más llevadera con un plato rico y económico…sobre todo en tiempo, que también se agradece.

Además, no hace falta que os hable de los innumerables beneficios del pescado protagonista del plato de hoy, el salmón, ¿verdad? Si además de económico, es sabroso y sano, se convierte en una receta 10. Llevo haciendo esta receta, de origen siberiano, friolera de unos 10 años y os aseguro que gusta muchísimo. De hecho es uno de los platos preferidos de mi hija.

salmon_2

La receta la apunté un día que cotilleé un libro publicado por María Jesús Gil de Antuñano, a la que estaré eternamente agradecida, ¡claro está! Es tan fácil de hacer que incluso lo puede hacer ella sola (y tiene 9 años). De hecho, la fotografía que podéis ver es de la última vez que lo cocinó ella. Así que no hay excusa, todos a encender el horno y a disfrutar de esta rica receta.

INGREDIENTES
(Para 4 personas)

PREPARACIÓN

Si queréis también se le puede añadir una cucharada de aceite de girasol, yo no la suelo añadir, pero creo recordar que la receta original lo llevaba.

  1. Exprimimos medio limón y lo ponemos en un bol para, a continuación añadir la ralladura del limón.
  2. Añadimos la cucharada de mostaza, la de miel, el eneldo, la sal y la pimienta y mezclamos todo muy bien.
  3. Esta mezcla se la añadimos al salmón, al que habremos puesto en una fuente de horno, con la piel hacia abajo.
  4. Encendemos el horno a unos 190/200 grados y esperamos unos 20 minutos a que esté bien caliente y el salmón se vaya impregnando de todos lus sabores y vaya marinándose.
  5. Introducimos la fuente en el horno y dejamos unos 7 minutos, el tiempo justo para que se cocine y quede en su punto, bien jugoso.

Si lo acompañáis de una ensalada, resulta perfecto para compensar los excesos navideños y si ya los habéis compensado….con unas patatas al vapor, está de muerte.

 

, , , ,