Utensilios de cocina, nuestras herramientas

Con el título de esta nueva entrada nos hemos convertido en un momento en obreros especializados del andamio culinario, así, de un plumazo.

Se nota que es el primer post de septiembre, después de las siempre cortas vacaciones…

En esta ocasión, como ya habremos llenado nuestra despensa, aprovechando que en Soysuper han currado muchísimo este verano y nos han facilitado realizar nuestra compra online, vamos a hablar sobre el equipo básico de utensilios de cocina, aquellos que nos facilitan el trabajo a realizar y nos hacen ahorrar tiempo.

herramientas de cocina, microplane, mortero, aceitero, pestle

Partiendo de la base que hasta la cocina más diminuta tiene un par de cuchillos, cazuelas y sartenes, nos vamos a centrar en los utensilios que vamos adquiriendo cuando ya está la cocina montada y que según el tipo de cocinillas que sea cada uno, se convierten en imprescindibles.

Los que ya tengan su batería de cocina estrenada, pueden hacerse con una olla a presión y una cazuela de hierro fundido.

Nos hacen ahorrar tiempo, energía y sí, también pasta.

No hace falta que os compréis la cazuela de Le Creuset (yo tuve la suerte de heredar dos de mi abuela, que guardo como oro en paño y uso continuamente). Actualmente pueden encontrarse en el mercado modelos mucho más económicos que van de maravilla.

Para no estropear la base de nuestras cazuelas y sartenes, haceros con un pack de cucharas y paletas de madera y poner especial cuidado al lavarlas.

Sí en casa usáis habitualmente el horno, no pueden faltar unos cuantos moldes y bandejas de vidrio, tipo Pyrex, o del material que más os guste, para asar alimentos y hornear repostería.

Respecto a electrodomésticos que no podrían faltar en una cocina medianamente equipada, la batidora eléctrica se encontraría en el primer puesto. A ver quién es el guapo que se hace una mayonesa a mano en un plis plas…. o monta unas claras a punto de nieve sin sus varillas.

No viene mal tampoco un exprimidor eléctrico, sobre todo si somos más de dos en casa y nos gusta disfrutar del zumo de naranja mañanero… y para acompañarlo, nada mejor que una tostada de buen pan (recién salida del tostador, claro) acompañada de aceite y tomate rallado (aquí entra el rallador, para mí, otro imprescindible).

Sí queréis hacer una buena inversión, haceros con uno de la marca Microplane, es otro mundo. Una, que es un poco friki, lo pasea y lo lleva de vacaciones y todo…

Otros cacharritos muy útiles son el pelador de verduras y el prensador de ajos.

Aunque también podemos prensar los ajos en el mortero, que además utilizaremos para moler nuestras especias y customizar nuestras sales.

Un vaso medidor y una báscula (electrónica o no) nos ayudarán a no errar a la hora de hacer una receta si no sois de los que calculan ” a ojo”.

Y si sois aficionados a la repostería, entonces se convierten en imprescindibles casi tanto como la espátula de silicona, el rodillo y un colador/tamiz de tamaño mediano.

Casi prefiero parar aquí y no extenderme con un listado interminable de más herramientas, porque he de confesar que en mi cocina ya no queda espacio para un solo cacharro más: pinzas, tijeras, mil moldes diferentes de repostería, Thermomix, Kitchenaid, licuadora, hervidor de arroz, de agua…lo dicho, una lista infinita.

Cuales son vuestros imprescindibles? Seguro que me descubrís alguno que no tenga…

 

, , , , , , , , , , ,

Comentarios cerrados.