Receta de lentejas con chorizo

Así que de nuevo nos encontramos inmersos en medio de… ¿Cómo lo llaman ahora? ¿Ciclogénesis explosiva? Media España congelada, sí, pero a nosotros no nos importa demasiado, porque tenemos el pack perfecto para reconfortarnos al primer bocado… el puchero perfecto. ¡¡Con todos ustedes, las lentejas con chorizo y verduras!!

Lentejas(2)

Un plato de los de toda la vida, de los que nos hace viajar a nuestra más tierna infancia y que gusta a todos. Conozco a muy pocas personas a las que no les gusten las lentejas, pero si a unas cuantas que no saben como guisarlas, así que aquí os dejo la receta que más hago en casa, la más socorrida y rápida.

Por supuesto que hay muchas variantes, se le puede añadir las verduras que más os gusten e incluso añadirle un poquito de arroz cocido para tener el plato único completo y perfecto, pero hoy os traigo mis lentejas… ¡O las tomas o las dejas!

INGREDIENTES

1/2 kg de lentejas pardinas (las que tardan menos en hacerse )
1 cebolla
2 zanahorias
1 patata mediana
3 dientes de ajo
1 tomate maduro pelado
1 bolsa de espinacas frescas
1 chorizo tipo asturiano o un jabuguito
1 hoja de laurel
1 cucharita y media de pimentón de La Vera
1 cucharita comino molido
1 chorrito de aceite

MODO DE PREPARACIÓN

Normalmente escojo la variedad pardina por el poco tiempo que necesita de cocción y porque no hay que ponerla a remojo, pero aún así, a mí me gusta tener las lentejas un rato a remojo y así limpiarlas.

  1. Escurrimos las lentejas y las ponemos en una cacerola mediana bien cubiertas de agua junto con la patata y las zanahorias peladas, uno de los dientes de ajo sin pelar, el chorizo y el laurel.
  2. Las ponemos a fuego medio y mientras esperamos a que hiervan, cortamos la cebolla y otro diente de ajo en dados pequeños y lo pochamos en una sartén junto con el tomate picado. Cuando ya estén pochados, retiramos la sartén del fuego y añadimos el pimentón.
  3. Cuando las lentejas hayan empezado a hervir añadimos esta mezcla a la cazuela, y bajamos el fuego.
  4. Mientras, lavamos las espinacas, las picamos y las salteamos rápidamente junto con el otro diente de ajo picado.
  5. Se añaden a la cazuela y terminamos añadiendo el comino y la sal.
  6. Durante este proceso debemos ir vigilando la cantidad de agua que absorben las lentejas, para que no queden demasiado espesas y tendremos en cuenta que cuando reposan, estas siguen engordando, pero aquí influye vuestro gusto y si os gustan más o menos caldosas.

El comino le dará muy buen aroma a la vez que nos beneficiaremos de su efecto carminativo y hará el plato mucho más ligero.

En casa picamos la zanahoria y troceamos la patata una vez cocida. Pero si me he pasado un poco con la cantidad de agua, con triturar una de las zanahorias y media patata y añadirlo a la cazuela, rectifico en un periquete ¿Quién dijo frío?

 

, ,