Receta de ensalada de taboule

Parece que, por fin, ha llegado el verano, así que vamos a celebrarlo con una receta rica, fresca y muy muy fácil. Hoy nos animamos a preparar taboule, una ensalada de sémola típica de los países árabes y perfecta para estos meses de calor. Para ahorrar tiempo os recomiendo que compréis el cous cous precocido, muy fácil de encontrar en el súper, pudiendo elegir entre varias referencias dentro de las marcas blancas de los supermercados más conocidos. taboule El truco para preparar la sémola es respetar proporciones agua/semola y que no se nos vaya el santo al cielo a la hora de dejarlo reposar, evitando que se formen grumos. El objetivo es un grano suelto, perfecto para mezclar con el resto de ingredientes de esta ensalada. En este post os dejo la receta básica, pero os aseguro que podéis “tunear” esta ensalada con los ingredientes que más os gusten, como pasas, semillas de granada, pimiento picado, aceitunas negras… En Catering Woods lo terminamos de aliñar con summac, nada fácil de encontrar, pero si tenéis alguna tienda de productos orientales o indios en el centro de vuestra ciudad, animaros a entrar y preguntar, seguro que tienen.

INGREDIENTES (6 personas)

MODO DE PREPARACIÓN

  1. Ponemos la sémola en un recipiente hondo y grande, porque al hidratarse, aumentará su volumen.
  2. Añadimos una cucharita de sal.
  3. Remojamos la sémola con el agua recién hervida, añadimos el aceite de oliva y removemos con un tenedor para mezclar bien.
  4. Dejamos reposar unos tres minutos y volvemos a removerlo con el tenedor, notando que los granos de sémola van separándose poco a poco.
  5. Dejamos reposar de nuevo, añadimos el comino y volvemos a remover.
  6. Cuando la sémola ya no esté caliente, añadimos el zumo de limón (podemos también añadir zumo de lima, o una combinación de los dos).
  7. Picamos el resto de los ingredientes en trocitos no demasiado grandes y se lo añadimos a la mezcla anterior, removiendo bien.
  8. Probamos el punto de sal y aceite, rectificamos si fuese necesario y a la nevera para que enfríe.

¡¡Esperamos un ratito, añadimos el summac por encima y…a devorar!!

 

,