Curry curry que te pillo

¿Queréis animaros a probar un rico plato de pollo al curry? Creéis que es difícil y complicado? Si seguís habitualmente las recetas que publico en el blog, habréis comprobado que no suelen ser complicadas, más bien todo lo contrario; así que en esta ocasión tampoco voy a fallar.

Quizá la máxima complicación sea hacerse con una buena pasta de curry o, en su defecto, un bote de la mezcla de especias en polvo, pues en realidad el curry no es una especia, sino una mezcla de muchas, típica de países asiáticos y que, dependiendo de su origen, varía en sabor e intensidad.

Pollo al curry

Personalmente, ahora suelo utilizar la pasta de curry amarillo, más apropiado para los platos de curry indios, aunque en mi despensa no faltan ni el verde ni el rojo, totalmente diferentes entre si y que utilizo para otro tipo de recetas.

La encontraréis fácilmente en cualquier tienda de especialidades asiáticas, no necesariamente pakistaníes o indias; pero si no dais con ella, basta con utilizar curry en polvo y listo.

En esta receta, incluyo una serie de verduras, las que utilizamos habitualmente, pero os animo a probar a añadir cualquier verdura que tengáis en casa…. ¡¡Porque todas le van bien!!

Si lo acompañáis con un arroz largo cocido (si es basmati, ya lo bordáis) tenéis un principal importante.

INGREDIENTES (4 personas)

MODO DE PREPARACIÓN

  1. Picamos todas las verduras que vayamos a utilizar en nuestro curry, en trozos de un tamaño similar.
  2. Ponemos el aceite en una cazuela y cuando esté un poco caliente, añadimos el jengibre y el ajo picado para que se sofrían ligeramente y aromaticen el aceite.
  3. Inmediatamente añadimos la picada de verduras, salpimentamos y dejamos que se vayan haciendo durante unos 6 minutos.
  4. Pasado ese tiempo ponemos las cucharadas de curry y mezclamos.
  5. Inmediatamente después incorporamos los dados de pollo y dejamos que se vayan cocinando durante unos 3/4 minutos, para pasado ese tiempo, añadir la leche de coco, la pastilla de caldo de pollo y 250 gramos de agua y los garbanzos cocidos bien escurridos.
  6. Dejamos que cueza todo unos 5 minutos más, para que vaya cogiendo sabor todo el conjunto y… ¡Listo!

Yo suelo añadirle unas hojas de espinacas frescas también en el último paso, así como una cucharadita extra de polvo de curry Hot Madras, porque me gusta con un toque picante, pero hasta ese último punto, este plato era apto para todos los públicos ;-)

 

, ,