El plato de pasta más sencillo del mundo

Ya está aquí septiembre y dentro de nada, la vuelta al cole será una cruda realidad no sólo para los más pequeños. La gran mayoría hemos fundido nuestras vacaciones como si de un cubito de hielo al sol se tratase y de repente nos vemos metidos de lleno en la rutina y las prisas diarias que suelen acompañarla.

Para que en esta vuelta al cole vayáis un poco menos apurados de tiempo, os traigo hoy una receta muy fácil y que podéis realizar en un periquete.

pasta sencilla

En el tiempo en el que hierve el agua y cuece la pasta, se prepara el resto de la receta. ¡Y si me apuráis, casi casi se recoge la cocina!

Cuando hablo de tiempo de cocción de pasta, no hay discusión posible. La pasta, siempre “al dente”. El tiempo de cocción suele venir indicado en el paquete del tipo de pasta que vayamos a utilizar. Si no nos fiamos de nuestro reloj interno, recurriremos a la alarma del móvil. Lo que haga falta para no terminar tomando un engrudo blandengue más propio de un comedor de parvulario.

Yo suelo cocer la pasta en agua con sal, para que quede sabrosa. Eso si, añadiendo la sal cuando el agua rompa a hervir. Sólo eso, nada de aceite. Y no me sean roñosos a la hora de poner agua en la cazuela. Como norma general se recomienda un litro de agua por 100 gr de pasta. Con la práctica, se calcula a ojo.

La receta no puede ser más sencilla. Tiraremos de los básicos de nuestro fondo de despensa; aceite, ajo, sal, pimienta, perejil y spaguettis. En esta ocasión, como podéis apreciar en la imagen, he utilizado dos tipos. El de color negro es de tinta de calamar, que queda más pintón. Rematamos con un toque de parmesano o pecorino rallado y ya tenemos un plato de 10.

INGREDIENTES (4 personas)

MODO DE PREPARACIÓN

  1. Calentamos el agua (unos 5 litros )en una cazuela ancha.
  2. Mientras esperamos a que el agua rompa a hervir, pelamos y picamos los dientes de ajo y el perejil.
  3. Cuando el agua ya hierva, añadimos la sal e inmediatamente los espaguetis, removiendo inicialmente para que no queden pegados entre si.
  4. Dejamos que cuezan unos 7/8 minutos.
  5. Mientras, ponemos el aceite a calentar en una sartén y añadimos el ajo picado y la pimienta de cayena.
  6. Cuando haya empezado a tomar un poco de color, apagamos el fuego, añadimos el perejil picado, removemos ligeramente y apartamos.
  7. En cuanto la pasta esté cocida, la escurrimos y bien la añadimos a la sartén con los ajos o bien la devolvemos a la cazuela y echamos el contenido de la sartén encima de ella.
  8. Removemos y servimos inmediatamente, rematando con un poco de perejil picado, sal en escamas y parmesano rallado en el momento.

¡Y aquí tenemos un plato 10: rico, fácil y barato!

Feliz vuelta al cole a todos.

, , ,