Del tomillo, especias y otras hierbas

Cada vez queda menos espacio en los armarios de nuestra despensa. Ya tenemos arroz, legumbres, pasta, conservas… Pues hoy vamos a hablar de algo que ocupará muy poco espacio en la cocina pero es grande en sabor.

Abrimos las puertas al maravilloso mundo de las hierbas, especias y condimentos.

especias, hierbas frescas y secas, condimentos, mezclas

Algunas de ellas nos harán viajar lejos, muy lejos…con el paladar, a ver qué estáis pensando.

Añadimos un poco de comino o de curry a unas lentejas y ya le hemos dado un toque oriental al plato (a la vez que harán que esa legumbre nos siente mucho mejor, debido al efecto carminativo del comino). Y qué sería de una paella sin unas hebras de azafrán ligeramente tostado? Esas paellas de color naranja incandescente repletas de colorante alimentario llegan a dar miedo. No renunciéis al sabor y color del azafrán. Que unas hebras no nos van a sacar de pobres.

Respecto a las especias, lo mejor es comprarlas en pequeñas cantidades, para que conserven toda la intensidad de su aroma y sabor. Tener una despensa bien provista de especias no requiere una gran inversión y con ello nuestros platos ganarán significativamente. Permitirme otra vez que insista, que sea pesada y vuelva a repetir que hay que atreverse a probar sabores nuevos. Os sorprenderéis con los resultados. Así qué además del listado básico de especias, os voy a recomendar unas mezclas de especias que procuro tener siempre en casa.

Aprovechar cada viaje para regresar con mezclas sorprendentes y volver de nuevo a ese lugar, aunque sea gastronómicamente. No podéis volver de Marruecos sin una bolsita de Ras el Hanout, aunque no hace falta irse tan lejos, podremos encontrarlas en alguna gran superficie o sí vivís en Madrid o Barcelona, una vuelta por Lavapies o el Raval os asegurará volver con verdaderos tesoros.

Tener a mano un mortero y, como hablamos en el post dedicado a la sal, crear vuestras propias mezclas de especias.

Sí hablamos de hierbas, lo mejor es tenerlas frescas, el sabor es inmejorable, pero conviene tener siempre algún bote de hierbas secas, como tomillo y romero, porque también desprenden su intenso sabor al añadirlas a nuestros guisos.

Podemos cultivarlas en pequeñas macetas y así tener siempre unas ramitas de perejil, de romero, cilantro o de albahaca cuando las necesitemos y además nos van a alegrar la vista.

Aquí va un listado de las que más vamos a utilizar y unas cuantas que os invito a conocer.

HIERBAS SECAS

  • Tomillo
  • Romero
  • Albahaca
  • Perejil
  • Laurel

ESPECIAS

  • Pimienta en grano (esto es casi una orden, se muele en el momento)
  • Pimentón (dulce y picante, a ser posible, de buena calidad)
  • Azafrán
  • Clavo
  • Semillas de cilantro
  • Semillas de hinojo
  • Nuez moscada
  • Comino
  • Anís estrellado
  • Clavo
  • Cayena
  • Semillas de mostaza
  • Semillas de sésamo
  • Semillas de cardamomo
  • Canela (molida y en rama)
  • Jengibre en polvo
  • Vainilla (en vaina y en pasta)

Otras menos conocidas, pero con las que recomiendo hacerse si se os presenta la ocasión, son la baya de pimienta de Jamaica, que esconde en su interior aromas de canela, nuez moscada y clavo, también conocida como Allspice, la semilla de cebolla negra o nigella, ligeramente picante, y unas bayas de frutos rojos secas muy utilizadas en Oriente Medio, conocidas como sumac, que busqué después de observar como Yotam Ottolenghi las utilizaba en muchísimas de sus recetas, y que cambiarán para siempre vuestro tabuleh y hummus casero.

OTRAS MEZCLAS Y CONDIMENTOS

  • Ras el Hanout (mezcla marroquí de especias, para carnes y guisos)
  • Curry en polvo o en pasta, más o menos picante según la variedad elegida)
  • 5 especias chinas (mezcla muy aromática con anís estrellado, canela, pimienta de Szechuan, clavo y semillas de hinojo. Va con todo)
  • Chili en polvo, de origen mejicano, picante y con orégano, comino, clavo, ajo y semillas de cilantro y chile seco, claro.

Debo incluir unas salsas y especias que no pueden faltar en las estanterías de los más cocinillas, como son la salsa de soja, la pasta de miso, salsa hoisin, salsa de ostras, el ají amarillo y la salsa de pescado tailandesa, cada vez más fáciles de encontrar en grandes superficies.

Hoy precisamente el Comidista trata este tema en su blog, en el que habla más ampliamente de cada una de ellas, por sí quieren ampliar info!

No me negaréis que el post de hoy ha sido una vuelta al mundo en toda regla, menudo viaje….

, , , , , , , , , ,

Comentarios cerrados.